Cómo hacer que un viaje de pesca sea seguro

21a94b69330443ad8fed5f5158f99fa2

Los viajes son momentos que queremos recordar gratamente, sin sustos ni contratiempos. Para estar seguros y disfrutar tranquilos de nuestras vacaciones sólo hay que recordar algunos puntos importantes para nuestra seguridad:

Comprobar el pronóstico del tiempo con antelación para evitar malas condiciones. Argentina es un territorio enorme con grandes variaciones de clima de un lugar a otro, por tanto estaremos preparados para encontrarnos cualquier situación. Llevar un equipo completo para diferentes condiciones meteorológicas es lo mejor.

Al pasar muchas horas bajo el sol es necesario protegerse debidamente. Para ello se debe llevar un protector solar, aplicándolo varias veces al día, unas gafas de sol y se evitará estar directamente bajo el sol más de lo necesario, buscando alguna sombra o al menos cubriéndose la cabeza con alguna gorra.

Respeta las normas establecidas para cada zona. Estas normas se han establecido para tu seguridad así como para preservar a las especies naturales locales.

Una linterna, un mapa o un teléfono extra son algunos objetos indispensables que tendremos siempre en nuestra mochila.

Mantente seco. Lleva siempre ropa de repuesto en climas fríos, sobretodo calcetines. Pon especial atención a un calzado adecuado.

Ten cuidado al manipular ciertos peces así como al retirar los anzuelos. No dejes que los niños manipulen objetos afilados o punzantes.

Cuando se viaje en embarcación se requiere llevar extintor de incendios, estuche de primeros auxilios, cartas de navegación y radio VHF. Los chalecos salvavidas son otro elemento imprescindible que se debe llevar puesto todo el tiempo, especialmente en el caso de los niños. No debemos cargar las embarcaciones con demasiada gente; los niños son los que más riesgo tienen de caer al agua.

Y por supuesto, hazte con un seguro de pesca. Este seguro te cubrirá de los accidentes que puedas tener al ejercer la pesca deportiva con caña o al desplazarte al destino de tu viaje. También se ocupa si se ha causado daños a terceras personas. En algunos lugares del mundo es obligatorio.