Consejos para encontrar los mejores viajes de pesca de mosca

Top10tips

Para pescar a mosca hay que buscar los lugares donde se den especies como truchas, salmones, carpas, lucios, dorados, tarariras, pejerreyes, barbos, black bass o reos entre otros. La mayoría de las especies que se pescan a mosca son de aguas dulces. Los mejores destinos para viajar y pescar con mosca en Europa son los Pirineos, Eslovenia, Croacia, Austria y Bosnia, pero no son los únicos.

En Eslovenia, el llamado valle del Soca, en el norte del país, con sus ríos de origen alpino, la trucha marmorata es el principal reclamo. En el sur del país hay una zona con abundantes ríos de llanura de aguas frías, ya que provienen de acuíferos subterráneos. Este es un hábitat perfecto para la trucha.

A principios de siglo XX se introdujeron en las aguas de la Patagonia especies que ahora sirven para la pesca deportiva. El Río Grande se dice que es el mejor del mundo para la pesca de sea trouts. Esta es una variedad de trucha que vive en agua dulce que desemboca en el mar Argentino. Esto contribuye a su gran talla, alcanzando los 10 kilos de peso.

Pesca de salmón en el río Midfjardara, Islandia. Uno de los ríos más productivos de Islandia, se forma al unirse los ríos Nupsa, Vestuta y Midfjardará, con una media de 1500 salmones capturados cada año. Un cañón se alza en torno a su tramo inferior, mientras que en la parte más alta el río discurre por un valle y se hunde en numerosas pozas.

Escocia es donde comenzó la pesca de salmón a mosca. El lance del Spey con caña de dos manos se puede practicar allí. Se puede comenzar a pescar desde principios de febrero.

En Noruega, tierra de fiordos y montañas, se puede pescar el salmón atlántico, el tímalo, el salvelino ártico y la trucha marrón.

En Canadá se encuentra el río Grand Cascapedia, el Petite Cascapedia y el Bonaventure, en la península de Gaspé-Quebec, los cuales son famosos por la pesca del salmón atlántico.